Adiós a Antonio Lamela

Ayer nos dejaba el arquitecto español Antonio Lamela. Nació en 1926, y durante toda su carrera fue dejándonos un legado de innovación, de osadía y de trabajo duro y continuado hasta el final. Tal vez no se trate de un arquitecto demasiado conocido, pero fue uno de los más interesantes del siglo XX. Algunas de sus obras son por ejemplo las Torres de Colón, la ampliación del estadio Santiago Bernabéu, o la terminal 4 del aeropuerto de Barajas-Adolfo Suárez  junto con Richard Rogers.

En el año 1967 se encargó del proyecto de dos torres en la plaza de Colón, que se terminaron de construir en 1976. Podría parecernos un proyecto de torres como otro cualquiera, pero en absoluto nos encontramos ante una obra común. Se comenzó por la realización de la cimentación, después de lo cual se realizaron dos columnas centrales como el núcleo de las torres. Después se realizó una plataforma superior que rigidizara la estructura, y desde la altura se fue construyendo desde arriba hacia abajo cada una de las plantas, estando éstas colgadas de los pilares y de la plataforma superior. Lamela nos demostró así que no es tan descabellado empezar a hacer la casa por el tejado. También es de justicia reconocer que no fue él quien realizó el primer edificio en Madrid que se construyó de arriba abajo, siendo el precursor Miguel Fisac y su increíble pagoda.

Luis García (Zaqarbal)

Torres de Colón. Foto: Luis García (Zaqarbal)

Otra de sus obras más actuales y de las más conocidas la encontramos en el aeropuerto de Madrid. El británico Richard Rogers y Lamela ganaron el concurso de la ampliación del aeropuerto en 1997. Se trata de un especio interesante por su cubierta ondulante, sus lamas de madera, lucernarios y colores, para dirigir a los pasajeros y orientarlos en un espacio enorme. La estructura de dobles pilares inclinados sostiene el techo y abre el espacio que no deja de ser acogedor pera un espacio tan grande. Además por el aprovechamiento de la luz natural y otros aspectos, se trata de un edificio con un fuerte carácter de ahorro energético y funcionalidad.

Jean-Pierre Dalbéra

Vista del interior de la Terminal 4. Foto:Jean-Pierre Dalbéra

Sentimos la pérdida de un arquitecto tan interesante, pero lo seguiremos recordando a través de sus edificios y su legado.

Jorge Ibáñez.

 

¿Nos cuentas tu opinión?