Carta al lector Nº11

CITRICA-MAGAZINE-N11-REVOLUCION (3)

Carta al lector Nº11. ¡VIVA LA REVOLUCIÓN!

El reloj del fin del mundo (en inglés, Doomsday Clock) que calibran los científicos en base a los peligros para la humanidad, se ha adelantado durante enero hacia la media noche. Este simbólico reloj que presagia la extinción de la especie humana lleva “funcionando” desde 1953, y sólo había estado más cerca del final (a dos minutos de la media noche) cuando la URSS y USA realizaban pruebas con bombas de hidrógeno durante la guerra fría. Ahora, en 2017, y basándose en las amenazas del nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el presidente de Rusia, Vladimir Putin, el reloj está a dos minutos y medio de nuestro final.

Queridos lectores, el mundo en el que vivimos es cada vez más estrambótico. En una punta del mundo se quiere levantar un muro para separar continentes, en la otra se quiere acabar con el capitalismo alardeando con lanzamientos de misiles de prueba; se repiten una y otra vez los mismos errores que llevan al ciudadano a la desidia y al hastío más absoluto. Y al final la población acaba paliando esta situación con el móvil en la palma de su mano, lo que en último término genera conflictos con su entorno social más cercano por falta de comunicación, a pesar de que se tengan miles y miles de seguidores en la red social que esté de moda en ese momento porque haya actualizado a su última versión, copiando a otras aplicaciones que nos sigan manteniendo a todos en ese estado de apatía disfrazada de satisfacción y bienestar.

Basta.

Basta de seguir acatando lo que te impone la sociedad, la última moda, el último anuncio. Basta de tragar a esa persona que te hace la vida imposible, a ese jefe que no te valora y te machaca, a ese amigo con el que nunca puedes contar y sólo te presta atención cuando quiere sacarte provecho.

Basta de hacer siempre lo mismo, sin ganas ni energía, mostrando al mundo tu mejor cara y quedándote dentro todo lo dañino. Saca las emociones negativas, que son tan válidas como las positivas, tan auténticamente humanas como la vida misma, a pesar de que esa marca de zapatos o de perfume no las ensalce en sus anuncios.

Enaltezcamos juntos un cambio, absolutamente necesario, para una escapada hacia adelante. Afanémonos con ímpetu y brío por ello, por cambiar este mundo, por hacer de él un lugar mejor, por hacerlo a nuestra forma y en la medida en que cada uno pueda. Sin excusas. Sin procrastinar. Desde Cítrica Magazine os ofrecemos la revolución, la creatividad con arteterapia, el cambio atendiendo a lo que realmente estamos dispuestos  a hacer, a percibir la injusticia en la publicidad, a luchar junto a nuestros iguales –mujeres y hombres– por los mismos derechos en un mundo que es injusto; desde el gulag donde condenaron a Theremin, en Kolymá, hasta la media noche del reloj del fin del mundo. Cambiemos, hagamos la revolución a nuestra escala, con cultura, con arte y sobre todo con muchas ganas.

J. Luis I.Puche

¿Nos cuentas tu opinión?