Fres-Boi, un ejemplo de la cara B del festival de Málaga 

 

Nos alegramos profundamente que la vigésima edición del Festival  de cine de Málaga haya apostado por lo alternativo, lo menos comercial o lo que a mí personalmente me gusta llamar la cara B del festival.

 

La sección ZonaZine ha brillado sin necesidad de tantas estrellas. Los documentales han sido una vez más un puñetazo a nuestra psique. Y los cortometrajes han representado el crisol de lo que somos abordando todas las emociones. Pero me voy a quedar con un pequeño reducto aún más indie que el resto, y donde la imaginación y creatividad no tiene límites: la sección de cortometrajes de animación.

Allí estaban todos los autores de espaldas a la pared y frente al público, fres-boi-(2)como sacados de la rueda de reconocimiento de la película de “Sospechosos habituales”. Cada uno con su rollo y su pompa mental. Una maravillosa hemorragia de creatividad, a veces tan desmesurada que se salía de los contornos mentales. Invito a todos a que el próximo año no se pierdan esta insólita experiencia.

 

Tras el pase de los cortometrajes de animación nos encontramos con las dos artífices de un “pequeño niño” como llaman ellas: Fres-Boi. Algo perdidas, deambulaban con su muñeco esquimal cerca de la Plaza de la Merced cuando las abordamos para invitarles a un café. Cristina y Paloma muy amablemente aceptaron nuestra invitación.

fres-boi-festival-de-malaga-citricamagazineCristina, una joven maña, coincidió con una suiza llamada Paloma en la Universidad de Vigo. Juntas empezaron lo que en un principio era un proyecto final de Máster y hoy se ha convertido en el mejor cortometraje aragonés de 2016. Nos relataron la elaboración de este proyecto y como de manera autodidacta lo hicieron todo: dirección, guión, producción, fotografía, arte, montaje, sonido y animación. Incontables horas limpiando fotos prácticamente iguales en Photoshop para obtener el resultado de stop motion deseado.

Orgullosas y contentas de haber parido a este esquimal nos enseñaban sus heridas de guerra después de tanto rodaje y viajes. Realzando como con la simplicidad se pueden narrar buenas historias y transmitir sensaciones.

Tras varias fotos antes de despedirnos, se marcharon con ilusión en la mirada, algo incrédulas de haber sido entrevistadas y pisando la misma alfombra que esa noche iba pisar Leonardo Sbaraglia.  Me gustaría agradecer  al Festival de Málaga el ofrecer esta cara B imposible de ver en cualquier otro gran festival.

 

 

Alejandro Guerra

Twitter: @AlexGuerraMk

LinkedIn: www.linkedin.com/in/alejandro-guerra-gómez/

 

 

¿Nos cuentas tu opinión?