El gran collage cinematográfico del festival de Málaga

 

Un collage, según la Real Academia Española, es una técnica pictórica que consiste en componer una obra plástica uniendo imágenes, fragmentos, objetos y materiales de procedencias diversas. De este modo, un collage sería la mejor representación artística para definir el Festival de cine de Málaga. El conjunto de las obras que se exponen durante los diez días que dura la fiesta no sería nada sin sus autores y en este caso, los protagonistas son esas personas que hacen posible la gran obra final. No hablo sólo de la rama audiovisual, sino también la de organización, que corre sin aliento para que todos disfruten del festival y la ciudad.

blanburi-festival-de-cine-de-malaga-collage-citrica-magazine

De correr de un lado para otro bien puede hablar Daniel, que, cámara en mano, se ha ocupado de grabar todo, y cuando digo todo es todo, para el vídeo recopilatorio del festival. Tampoco hubiera sido posible sin el trabajo de Iván, que aterrizaba este año por primera vez en el departamento de producción y que “valla arriba, valla abajo” se ha encargado, junto a su equipo, de que todo estuviera a punto.

 

Alfred Hitchcock ya lo decía: “el cine no es un trozo de vida, sino un pedazo de pastel”. La gran pantalla atrapa, atraviesa el espacio/tiempo y se clava en tus pupilas para dejar una huella diferente en cada uno. Ese es el trozo de tarta, a unos les encanta hacerla y a otros degustarla. Un juego de dos y de muchos a la vez.

 

El ambiente de un festival es algo que sólo saben los que lo viven. Carlos lleva tres años como portero en el cine Albéniz y repite por los compañeros, repite porque “me lo paso muy bien”. Otro que también vuelve seguro es Cristóbal: “he disfrutado desde la cocina del festival” y es que tras 16 años como corresponsal del periódico El Mundo ha pasado a formar parte de las entrañas, asumiendo el rol de responsable de prensa de la sección ZonaZine y cortometrajes.

 

“Ha sido una gran experiencia, muy interesante”, así define su paso como acreditado de prensa Alejandro. Y como él cientos de periodistas, taquilleros, relaciones públicas, guionistas, blogueros, cámaras… han pisado la alfombra roja que vestían las calles más céntricas para sumergirse en un mundo paralelo al que vive la ciudad el resto del año. Porque como bien se dice, “para hablar de ello hay que sentirlo” y este festival es una muestra cultural de alta envergadura, es una muestra artística en sí misma por la pasión que se respira más allá de las películas.

 

El Festival de Cine de Málaga es un collage formado por imágenes, vídeos, personas y vivencias. Es un viaje a otro tiempo y otro lugar, y ese lo eliges tú.

 

@Blanburi

¿Nos cuentas tu opinión?