Leyendas Urbanas Sobre Comida

Cuando hablo con mis amigos, siempre recordamos que de pequeños corría el rumor que el chino del restaurante compraba ratones y los cocinaba para su especialidad que era la carne mongoliana. Estos mitos relacionados con la comida son comunes en muchas localidades y países. Te daré algunos ejemplos: Si tomas coca cola y comes peta zetas tu estomago estalla, que alguien encontró un ratón muerto dentro de una botella de coca cola, que algunas botellas de cervezas coronas fueron llenadas con orina de trabajadores mexicanos, que las famosas big mac están hechas de gusanos o que un local del patio de comida rápida fue clausurado ya que encontraron un feto en la cocina.

Un Sabor Extraño

Una mujer joven pidió un emparedado de pollo en un sitio de comida rápida, sin mayonesa. Mientras conducía le dio el primer bocado al emparedado y descubrió que después de todo le habían puesto mayonesa. Como era una persona rigurosa con su dieta guardo de inmediato el emparedado en su bolsa y siguió su camino.

Aquella misma noche ingreso al hospital de la zona, gravemente intoxicada. El análisis al emparedado demostró que el pollo tenía un tumor y lo que había tomado por mayonesa era en verdad pus del tumor.

leyendas-urbanas-comida

Un Dedo Humano En La Comida

Un hombre que comía en un restaurante chino mordió algo demasiado duro como para triturarlo o tragarlo. En vez de montar una escena, se llevó la servilleta a la boca. Se sacó el bocado lo envolvió en la servilleta y lo guardo en su bolsillo.

Al llegar a su casa se sorprendió, ya que el bocado duro parecía ser en realidad un dedo. I

Inmediatamente fue a la policía quienes tras unos exámenes determinaron que efectivamente se trataban de dos falanges de un dedo humano.

La buena noticia era que el cocinero del restaurante había perdido solo un dedo, la mala noticia fue que el informe del patólogo había señalado que el dedo pertenecía a una persona que sufría de lepra.

La Rata Del Kentucky

Una pareja que al autocine y se llevaron un balde de pollo frito del Kentucky, durante la película se comieron el pollo, pero la chica se quejó que tenía un sabor extraño. Al final el chico encendió la luz del coche y se dio cuenta que se estaba comiendo una rata. Al parecer había caído junto con el pollo que se estaba friendo.

¡Sin Mayonesa!

Una pareja de una población cercana pidió una pizza al Domino’s de la zona. Les llegó y se la comieron, sin novedad. Después de comérsela, recibieron la llamada de un hombre que se identificó como el repartidor de pizza. Les dijo que estaba haciendo un seguimiento de calidad y les pregunto si les había gustado el producto. Ellos dijeron que sí y entonces el otro les dijo: “Me alegro, porque me he corrido encima de ella y tengo sida”

La pareja se aterrorizo y, como les daba apuro, fueron al hospital. Les hicieron las pruebas. Una vez allí, se les hizo un lavado de estómago y se descubrieron restos de semen en lo que habían comido.

 Mohr Silentis

¿Nos cuentas tu opinión?