Los fauves. La pasión por el color

The light that burns twice as bright burns half as long

En un breve espacio de tiempo de apenas tres años, a principios del siglo XX, un puñado de jóvenes y entusiastas artistas, liderados por Henri Matisse, André Derain y Maurice de Vlaminck, inauguraron y clausuraron un transgresor movimiento que sentaría las bases de las vanguardias (especialmente, el cubismo y el expresionismo) que habrían de determinar el devenir cultural del resto de la centuria.

fauvesEn el Salón de Otoño de París de 1905, se celebró su primera exposición conjunta, la cual causó un importante revuelo entre el público asistente, aún ocupado en digerir los progresos del impresionismo. Un crítico de arte, ante la bacanal de colorido, definió en su reseña a estos artistas como “fauves” (fieras) y fue este el nombre con el que pasó a conocérseles.

El fauvismo se caracteriza por la representación de los sentimientos, dejando libre la imaginación, sin preocuparse demasiado por la realidad, lo que lleva a un uso impetuoso del color, con fuertes contrastes, tanto en los paisajes como en los retratos.

Más de un centenar de pinturas, además de dibujos, acuarelas y una selección de piezas cerámicas, todo ello procedente de más de ochenta colecciones públicas y privadas. Una oportunidad única. Hasta el 29 de enero de 2017, en la sala de exposiciones de la Fundación MAPFRE en el Paseo de Recoletos de Madrid.

Román Triñanes


Copyright de la imagen:

Maurice de Vlaminck, “Restaurant de la Machine à Bougival”

1973 ©Maurice de Vlaminck, VEGAP, Madrid

2016 ©RMN-Grand Palais (musée d'Orsay) / Hervé Lewandowski

¿Nos cuentas tu opinión?