Los Goya saldan su deuda con Ana Belén 

CITRICA-MAGAZINE-N11-REVOLUCION (24)

El cine español ha recompensado este año a una de las artistas más prolíficas e importantes que ha dado este país y salda con ella una deuda histórica: Ana Belén. En 2017, la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de España le concede el Goya de Honor a la protagonista de ‘La pasión turca’, el único galardón asegurado de la gala y que ya obtuvieron colegas de profesión como Concha Velasco, Mariano Ozores o Antonio Banderas.

Los Goya saldan su deuda con Ana Belén

La noche del pasado cuatro de febrero fue su noche, sin duda alguna, y se rodeó de los suyos ya que la flanquearon en todo momento su marido Víctor Manuel; su hija, la también actriz Marina San José; y su querido amigo y compañero de fatigas, Joan Manuel Serrat. Nadie quiso perderse uno de los momentos más importantes en la trayectoria de la actriz. Pero Ana Belén aún reservaría un lugar especial para otro amigo muy importante.

La artista se enfundó un diseño vaporoso en gris perla de Josep Font para Delpozo, la firma resultante de Jesús del Pozo, gran amigo y confidente de Ana Belén, que falleció en 2011. Con este gesto, quiso hacerle un guiño al modisto por el que siempre había apostado y que la había vestido en los grandes acontecimientos de su vida. Y es que la historia entre la actriz y el diseñador se forjó sobre una base sólida de confianza y afecto. Del Pozo siempre utilizaba los colores ocres, mostazas, fucsias y calderas para vestir a la artista. Y esos tonos cromáticos, junto a las complicadas estructuras de sus vestidos, marcaron la fuerte personalidad de Ana Belén, la cual sacó a relucir en la ceremonia de los Goya.

carles-navarro-ana-belen-goya-citrica-magazine-revolucion-n11 (5)

La actriz aprovechó los minutos que la organización le regalaba para reivindicar, a través de un discurso perfectamente declamado, cambios en esta profesión que le ha permitido “comprender mejor a los demás y ser más tolerante”. La protagonista de ‘El amor perjudica seriamente la salud’, criticaba ante sus compañeros de profesión que “después de tantos años de lucha por las libertades individuales y colectivas y por dignificar la profesión, se den tantos pasos atrás que hacen peligrar las mínimas normas de convivencia y que la precariedad laboral de nuestro sector sea, por resumir, pavorosa”.

“Tampoco logro comprender por qué a las mujeres aún nos cuesta tanto trabajo que nos reconozcan al mismo nivel que a los hombres, incluso en una profesión tan liberal y abierta como la nuestra”, afirmaba la actriz en una clara referencia por la ausencia de papeles femeninos en la industria cinematográfica.

carles-navarro-ana-belen-goya-citrica-magazine-revolucion-n11 (3)

Pero a pesar de estos comentarios, Ana Belén aseguraba sentirse “muy feliz” en su trabajo y esperaba seguir siéndolo, “alegrándome de lo mío y de lo vuestro”. En esa misma alocución también tuvo palabras de agradecimiento para su familia por aguantar “a esta pesada” y que la vida sin Víctor Manuel hubiese sido “diferente e infinitamente peor”.

carles-navarro-ana-belen-goya-citrica-magazine-revolucion-n11 (1)

La Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de España cerraba así una página de su historia que nadie entendía. Porque la historia de Ana Belén con los Goya viene de lejos ya que ha estado nominada en cinco ocasiones, cuatro como actriz y una como directora, pero siempre se ha ido a su casa de vacío. A pesar de la extensa lista de títulos en los que la actriz ha participado, ninguno de sus papeles ha sido merecedor de ningún ‘cabezón’, aunque eso no quiere decir que su carrera no haya sido reconocida, tanto dentro como fuera de nuestras fronteras. La cantante de ‘Agapimú’ ha recibido, entre otros, dos menciones especiales del Festival de San Sebastián, tres premios Ondas, seis Fotogramas de Plata, un TP de Oro, la Medalla de Honor del Círculo de Escritores Cinematográficos y un Grammy latino a la excelencia musical.

carles-navarro-ana-belen-goya-citrica-magazine-revolucion-n11 (4)

Pilar Cuesta, que así es como se llama en realidad, ha demostrado ser una mujer con personalidad y que, a pesar de los derroteros que haya podido tomar su carrera, nadie puede reprocharle que ella ha sabido forjarse a sí misma y se ha mantenido gracias a que ha tocado cualquier palo, y todos los ha tocado bien. ¿Para cuándo el segundo Goya?

Carles Navarro

¿Nos cuentas tu opinión?