Oscar Niemeyer Patrimonio Público

El pasado 7 de junio el gobierno brasileño declaró a 27 obras del arquitecto Oscar Niemeyer como Patrimonio Público, reconociendo así la trayectoria de uno de los arquitectos más influyentes del movimiento moderno.

La mayoría de estas obras se encuentran en Brasilia, la capital de Brasil que Niemeyer proyectó junto al urbanista Lucio Costa desde el año 1960. En ese lugar que se proyectó desde cero, Niemeyer concibió una serie de edificios monumentales con un gran carácter escultórico a base de hormigón armado con sinuosas curvas.

explanada de los ministerios

Explanada de los ministerios, Brasilia.

Algunas de las obras mencionadas son por ejemplo el palacio de Planalto, el palacio de Itamaraty, el congreso nacional, y el Panteón de la Libertad, todas ellas obras de Brasilia.

congreso nacional  P-A-S

Congreso Nacional. Foto: P-A-S

También en Río de Janeiro, ciudad natal de Niemeyer se han protegido obras como el sambódromo marqués de Sapucaí.

Este reconocimiento como Patrimonio Público de estas obras hace que no pueden modificarse, y que las intervenciones posteriores en las mismas tengan que superar ciertos criterios de conservación. También el gobierno brasileño se declara así “guardián” de las obras, aunque no sean sus propietarios. Se ha tomado esta decisión dado el gran valor arquitectónico de todas estas obras y por el conjunto que éstas forman en Brasil.

palacio planalto

Palacio de Planalto.

Oscar Niemeyer fue uno de los pioneros en el uso del uso plástico y escultórico del hormigón armado, creando formas curvas y sombras tenues que suman volumen y perspectiva a su arquitectura. El arquitecto murió en el año 2012 a los 104 años en Río de Janeiro, dejando como legado más de 200 obras, en su mayor parte en Brasil.

Con este reconocimiento se protege una importante parte de la arquitectura del siglo XX por su carácter pionero y por ser un referente para las generaciones posteriores.

Jorge Ibáñez.

  • : Array, Array, Array, Array

¿Nos cuentas tu opinión?