Pritzker Español

¡Tenemos otro Pritzker español! Bueno, mejor dicho tenemos tres, ya que no es solo un arquitecto el afortunado, sino el trío de arquitectos  formado por Rafael Aranda,  Carme Pigem y Ramón Vilalta, o más conocidos como estudio RCR, con sede en Olot. Bueno, para aclarar, el mencionado premio con nombre extraño y difícil de pronunciar es, para quien no lo conozca, el equivalente a un premio Nobel en el campo de la Arquitectura. La concesión de este premio es algo peculiar, ya que se ha concedido a un estudio de tres arquitectos por primera vez, y no a un arquitecto individual como es habitual. También es un hecho realmente importante para la arquitectura española, pues tan solo habíamos visto un premio Pritzker de cerca cuando se lo trajo para la península Rafael Moneo en el año 1996.

El premio les ha sido concedido por su compenetración y su trabajo en equipo, además de su respeto por el lugar en el que intervienen. Su arquitectura se intenta integrar pasando desapercibida en entornos naturales, como los pabellones en el restaurante Les Cols, o el propio restaurante, donde el espacio se va difuminando entre muros de vidrio o de acero, materiales profusamente usados por los arquitectos.

800px-LES_COLS_TAULA_baixa_resolució

Restaurante Les Cols

También son conocidos por intervenciones en el entorno urbano, por ejemplo el teatro La Lira en Ripoll, con su característico puente cruzando el río y el aspecto mimético del acero corten, tan recurrente en sus obras. Quizás este uso de aceros, y vidrios hace que su obras tengan un tinte demasiado esterilizado, aunque con el contacto con la naturaleza y el entorno el todo arquitectónico adquiere una calidad digna de merecer el Pritzker de este año.

Solo nos queda dar la enhorabuena a los arquitectos y esperar que este premio visibilice el gran trabajo y las aportaciones de arquitectos españoles a cuestiones internacionales.

El premio se les entregará en la Casa de Huéspedes del Estado del Palacio Akasaka en Tokio el 20 de mayo por si alguien quiere acercarse.

Jorge Ibáñez.

¿Nos cuentas tu opinión?