Robert Capa en color

If your pictures aren't good enough, you aren't close enough

Robert Capa

Tal vez sea el fotoperiodista más reconocido de la historia, célebre por sus instantáneas en la Guerra Civil española o en el desembarco de Normandía, habitualmente en primera línea de los enfrentamientos. Sus imágenes, auténticos prodigios de un gran virtuosismo técnico y una especial habilidad narrativa, representaron la crueldad y la irracionalidad del combate como no se había visto hasta entonces. Nacido en Budapest en 1913 y nacionalizado estadounidense en 1946, fundador, junto con otros fotógrafos, de la agencia MAGNUM, la reputación de Robert Capa viene, casi en exclusiva, de su uso del blanco y negro.

capa1Sin embargo, Capa trabajó con cierta regularidad con película en color desde 1941, especialmente para revistas como “Holiday”, “Ladies’ Home Journal”(ambas de Estados Unidos), “Illustrated” (Reino Unido) y “Epoca” (Italia). Sus primeras fotografías en color se corresponden con imágenes de las tropas estadounidenses e inglesas en la Segunda Guerra Mundial, aunque no en la batalla, sino en situaciones de descanso o de ocio. Precisamente esta situación sería una de las constantes en el uso del color por parte de Capa, que lo asociaría generalmente a actividades de recreo: viajes (URSS, Israel, Noruega, Japón), reportajes de esquí en los Alpes, escenas de playa, rodajes de películas o retratos de actores (Ava Gardner, Ingrid Bergman, Orson Welles) y de otros personajes de la cultura (Hemingway, Picasso) o la moda.

De esta manera, Capa alternaba la utilización de la película en color y en blanco y negro, y no era extraño que llevase las dos cámaras al hombro. Probablemente, el hecho de que el revelado en color exigiese en la época demasiado tiempo casaba mal con las prisas que requería la publicación de las crónicas de actualidad pura. Además, la velocidad de obturación era muy lenta, lo que hacía inviable su empleo para las imágenes de acción.

capa2En 1954, por encargo de la revista “Life”, Capa volvió al frente, a la guerra de Indochina. Allí, nuevamente, disparó tanto en blanco y negro como en color. La tarde del 25 de mayo, mientras acompañaba a un destacamento del ejército francés bajo un calor asfixiante y el fuego enemigo, Robert Capa se bajó del jeep en el que viajaba y se adelantó caminando para fotografiar el avance de las tropas. Subiendo una pequeña pendiente, probablemente con la intención de disponer de una posición más elevada para sus instantáneas, pisó una mina antipersona que le arrancó la pierna izquierda y le produjo una herida fatal en el pecho. Murió en la ambulancia de camino al puesto de primeros auxilios más cercano. Segundos antes de la fatalidad, Capa tomó dos fotografías, en las que capta la marcha de los soldados franceses: la penúltima en color, la última en blanco y negro.

Las más de 150 imágenes de la muestra “Capa en color” suponen una novedosa visión dentro de la carrera del reportero gráfico y, aunque algunas habían sido publicadas en revistas, se trata de fotografías prácticamente inéditas en España. La exposición puede visitarse en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, hasta el 15 de enero de 2017.

Román Triñanes


Copyright de las imágenes:

© Robert Capa/International Center of Photography/Magnum Photos

¿Nos cuentas tu opinión?