Soldaderas, soldadas y soldadores. La Revolución Mexicana: una breve aproximación

 

CITRICA-MAGAZINE-N11-REVOLUCION (5)

Soldaderas, soldadas y soldadores. La Revolución Mexicana: una breve aproximación

El 18 de Noviembre de 1910, Aquiles Serdán fue asesinado por la policía en la ciudad de Puebla de Zaragoza y se convirtió en el primer mártir de la revolución mexicana. Horas después, desde el balcón de la misma casa en la que murió su hermano, María del Carmen Serdán, alentaría a la gente de Puebla a alzarse en armas contra el Régimen de Porfirio Díaz. Primero para el bando maderista y después para el antihuertista Carmen jugaría un papel primordial en la revolución. Fundó la Junta Revolucionaria que proveía de armas, tropas e información a las fuerzas rebeldes, intercambió mensajes con Emiliano Zapata y promovió una organización de enfermeras voluntarias. Carmen Serdán es sólo un nombre dentro de todas las mujeres que cumplieron un papel imprescindible en una revolución no sólo predominantemente masculina,  sino también predominantemente machista.

Si reflexiono acerca de la revolución mexicana no puedo dejar de pensar en la foto de Pancho Villa y Zapata sentados (el primero más bien despatarrado) en la silla presidencial de México rodeados de señores bigotudos que quieren entrar en la historia y en la foto. Se puede apreciar que son señores de diferentes estratos sociales, de diferente color de piel y de diferente origen, pero efectivamente, sólo son señores ¿Dónde estaban las señoras en la revolución?

soldaderas-mujeres-revolucion-mexicana-citrica-magazine-citricamagazine-n11-revolucion (2)

¿Y si Adelita se fuera con otro? ¡Eh! ¿Y si se fuera y te dejara ahí, tiritando, muerto de hambre bajo las balas? Lo que pasa es que no hubiera habido revolución. La Adelita de la famosa canción, uno de los mitos más extendidos de la cultura mexicana, ya tenía un olorcillo a realidad antes de que Alicia Arrizón, en su estudio sobre esta figura, afirmara que “a veces es difícil diferenciar mito de realidad”.

Adelita era una soldadera. Las soldaderas (un término como otros que la academia expolio de la cultura popular para dibujar a su gusto una imagen digerible) eran tradicionalmente las mujeres que seguían a los hombres durante las campañas militares, cocinaban y se ocupaban de los niños y los heridos. ”!Ay! inocente pobre amigo” creo  que le dijeron  algunas historiadoras como Ana Lau, Carmen Ramos, Asunción Lavrin o Elisabeth Salas1 (y supongo que el compositor y cantante Juan Gabriel2) a Fernando Ortiz Arana político del PRI cuando describía así a las soldaderas de la revolución mexicana, a nuestra Adelita. No se puede convertir a las mujeres en el cartel publicitario de nada y menos del PRI.

Las soldaderas conseguían la información y la difundían como mensajeras y espías; conseguían las armas y las usaban, como Amalia Robles quien luchó en las batallas de Puebla, Tlaxcala e Hidalgo en el bando zapatista y llegó a ser Coronel por sus propios méritos, o Carmen Parra quien también obtuvo rango militar en el bando villista; y a la vez podían cocinar y ocuparse de los niños y los heridos, y todo eso.

Además de las soldaderas, las mujeres participaban en el dialogo político desde los periódicos, los libros y las cárceles,  por nombrar algunas: Juana Belén Gutiérrez Mendoza, Dolores Jiménez y Muro, Elisa Acuña Rossetti y Hermila Galindo.

Después de la revolución se consigió celebrar el Primer Congreso Feminista en Yucatán en 1916 debatiendo por primera vez de manera pública que papel querían tener en la sociedad. Sin embargo una vez más las necesidades de un nuevo estado sobrepasaron a las de las mujeres” como afirma Nikki Craske, perdiendo el derecho a voto con la excusa de que estaban muy ligadas al ámbito doméstico y no tenían una conciencia política desarrollada. Aquí 2017, Aquí 2017, las necesidades del estado siguen sobrepasando las de mucha gente, corto

 

1 Recomiendo especialmente el libro Mujer y Revolución (1993) de Lau y Ramos, pero cualquier trabajo de las cuatro autoras es una buena aproximación al tema.

2 Me gustaría poner la discografía de Juan Gabriel igual que pongo la bibliografía de historiadoras pero… gente …internet.

Blasa Itziar Pitchart

¿Nos cuentas tu opinión?